Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Premio Nacional de Ciencias Exactas
Ocho candidatos competirán hasta el viernes
Nominados por sus pares y sin saber quiénes eran sus competidores, los postulantes ya se sienten honrados por la simple candidatura.

04 de septiembre de 2003
Fuente: El Mercurio
Por:Lilian Duery A. y Nicolás Luco R.


Alrededor de las 15:30 de mañana, los ocho talentosos candidatos al Premio Nacional de Ciencias Exactas de este año estarán esperando el tradicional llamado telefónico del ministro de Educación, en esta ocasión de Sergio Bitar.

Acto seguido, el galardonado acudirá, si no está de viaje, hasta el gabinete ministerial para recibir personalmente el abrazo y las felicitaciones de la autoridad.

Este año toca elegir el Premio Nacional de Ciencias Exactas entre los investigadores en física, química, matemáticas y ciencias de la tierra.

Las nuevas reglas del juego estipulan mantener la lista de postulantes en secreto para no sesgar la información. Pero descubrimos a los personajes incógnitos.

¿Quiénes dirimen?

Por ley, estos premios los otorga el Ministerio de Educación.

En 2002, Pablo Valenzuela, biólogo de la Fundación Ciencia para la Vida, se adjudicó el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas, y el biólogo Ramón Latorre, del Centro de Estudios Científicos de Valdivia, el Premio Nacional de Ciencias Naturales.

Como es habitual, el jurado de este año lo integran el ministro de Educación, Sergio Bitar, quien lo preside; el presidente de la Academia Chilena de Ciencias, como miembro permanente. En esta oportunidad Francisco Rothhammer, biólogo, delegó su función a Igor Saavedra por ser físico.

Se suman el rector de la Universidad de Chile, Luis Riveros; un representante del Consejo de Rectores, Víctor Fajardo, actual rector de la Universidad de Magallanes, y el último Premio Nacional de Ciencias Exactas, Fernando Lund, físico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

El ganador de 2003 recibirá una suma de 13 millones de pesos y, a partir de enero próximo, una pensión vitalicia mensual de 20 UTM (alrededor de $534.000). Si fallece, esta suma de dinero se sigue entregando a la esposa o un hijo soltero.

Con excepción de los profesores Roberto Morales, Jorge Zanelli e Iván Schmidt, los demás postulantes son miembros de la Academia Chilena de Ciencias.

El próximo año, las postulaciones corresponderán a Ciencias Naturales y Ciencias Aplicadas y Tecnológicas.

La nómina de candidatos fue tan reservada, que ellos y gran parte de la comunidad académica la ignoraban.

¿Quiénes son?

Francisco Claro Huneeus, 61 años, físico teórico de la Facultad de Física de la Universidad Católica de Chile. Doctorado en la Universidad de Oregon. Sus investigaciones y grandes aportes se centran en el comportamiento de electrones en campos magnéticos elevados e interacción de la luz con partículas pequeñas, metálicas o semiconductoras.

Estos estudios están teniendo impacto en la nanotecnología, incluso con una patente en trámite. Destaca en su quehacer, además, una intensa actividad en la divulgación de la ciencia, por lo que obtuvo el Premio Explora-Conicyt y escribió el libro "A la sombra del asombro".

Carlos Conca Rosende, 48 años, del departamento de ingeniería matemática, Universidad de Chile y trabaja en el Centro de Modelamiento Matemático de la misma universidad. Matemático e ingeniero, doctorado en la Universidad de Pierre y Marie Curie.

Sus más relevantes aportes están en el desarrollo de las matemáticas para el entendimiento de los fenómenos de la física y la ingeniería. Le interesa el modelamiento matemático. Sus estudios en el área de la gran minería lo han llevado a conocer los fenómenos físico-químicos al interior de los convertidores, especialmente en una tecnología que se ha exportado a todo el mundo, la "tecnología Teniente".

Luis Gomberoff Jaikles, 61 años, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile. Físico teórico, doctorado en la Universidad de Londres. Sus aportes más relevantes se incriben en física atómica, estrella de neutrones y física del plasma (materia ionizada). El 99% del universo está en dicho estado.

Es uno de los líderes en el estudio de ondas iónicas ciclotrónicas y ondas de Alfvém, que dan cuenta de fenómenos de la magnetosfera terrestre y del viento solar. Descubrió el misterio de cómo se genera el viento solar rápido. Si no hubiera magnetosfera, el viento solar barrería la atmósfera terrestre y moriríamos. Es lo que le sucedió a Marte, que no cuenta con una atmósfera.

Edgar Kausel Vechiola, 69 años, ingeniero civil y geofísico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile. Doctorado en la Universidad de Columbia. Sus investigaciones y contribuciones se centran en la caracterización de la litosfera y la astenosfera, capas de la estructura superior de la Tierra.

También destacan aportes en la descripción de la fuentes sísmicas de los grandes terremotos de Chile y su peligrosidad. Estos estudios han servido para distinguir dos tipos principales de sismos en el país, cuales son los sismos interplacas, como el terremoto de Valdivia de 1960, y sismos intraplacas, como el gran terremoto de Chillán de 1939.

Raúl Manasevich T., 63 años, del Departamento de ingeniería matemática, Universidad de Chile, y del Centro de Modelamiento Matemático de la misma universidad. Egresado orgulloso del Instituto Nacional, sacó su master y doctorado en ciencias de la ingeniería en la Universidad de California. Estudió problemas de estabilidad en medios elásticos no lineales.

Trabaja en ecuaciones diferenciales con grandes aportes a problemas de ciencias de la ingeniería. Uno de los proyectos aborda el estudio y la comprensión de las rocas de El Teniente, las cuales explotan durante las excavaciones. El entendimiento matemático de los factores geofísicos que las producen podrá mejorar y optimizar el perforado.

Roberto Morales Peña, 66 años, dirige el Centro de Física Experimental de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile. Obtuvo master y doctorado en la Universidad de California. Su experiencia en física nuclear lo ha llevado a aprovechar al máximo el ciclotrón que donó a la Facultad de Ciencias la Universidad de California. Luego, ganó el concurso internacional que consiguió para el laboratorio un acelerador Van de Graaff de partículas. Destacan sus trabajos que utilizan métodos analíticos nucleares y sus esfuerzos para hacer física nuclear experimental en el país. Demostró cómo la física nuclear tiene aplicaciones prácticas en medicina, agricultura, arqueología y ambiente.

Iván Schmidt Andrade, 58 años, del Departamento de Física de la Universidad Federico Santa María. Físico teórico. Doctorado en la Universidad de Stanford. Sus principales aportes, en física de partículas, apuntan a encontrar las leyes fundamentales que rigen el comportamiento de la materia; sus componentes e interacciones. Diseñó un método para producir los primeros átomos de antimateria, experimentos que posteriormente fueron realizados en los grandes laboratorios de física del mundo. Usó el antihidrógeno, la antimateria del hidrógeno, con sus respectivos antielectrón (positrón) y antiprotón.

Jorge Zanelli Iglesias, 50 años, del Centro de Estudios Científicos de Valdivia. Ahora está en el extranjero por trabajo. Doctorado en la Universidad del Estado de Nueva York. Físico teórico. Sus principales aportes destacan en mecánica cuántica con diseños de modelos cosmológicos, tema de un posdoctorado en Trieste, Italia.

También tiene importantes trabajos en teoría cuántica de la gravitación y sobre los agujeros negros, estrellas colapsadas con materia altamente concentrada en el universo, cuya alta fuerza gravitacional no deja escapar ni a la luz que se avecina en sus fronteras. Las observaciones astronómicas confirman su existencia.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine