Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Biodiesel para suceder al petróleo: Del sartén al estanque
Llenar con aceite el estanque de una camioneta era básicamente la idea del trabajo con que se titularon de Mecánica Automotriz Felipe Bravo y Gerardo Schneeberger. Aceite en lugar de petróleo, convertido en un combustible alternativo lleno de virtudes cuando el precio del crudo anda cada vez más alto y, además, sus niveles de contaminación no son los más deseables para nuestro ecosistema.

30 de agosto de 2005

Fue viendo Discovery Channel que conocieron sus cualidades. "De ahí sacamos la idea de hacer algo diferente", recuerdan los alumnos de la sede Viña del Mar de la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM). Y después de varias visitas al supermercado para comprar en total unos 50 litros de aceite, usaron la camioneta como conejillo de indias pero sin temor a arruinarla porque, "según lo estudiado, no debería pasar nada".

Nada malo, quieren decir, pues el vehículo siguió funcionando y también consiguieron su objetivo: "Incentivar el uso de biodiesel" dando a conocer que su fabricación y uso es más simple de lo que se piensa. "Acá no es conocido, pero en Alemania lo venden como combustible y en Francia el cinco por ciento del combustible es biodiesel", destacan, pues si bien el uso de aceite vegetal como fuente de energía data de fines del siglo XIX, todavía no es una costumbre masiva. Menos en Chile.

Felipe Bravo y Gerardo Schneeberger.

Limpio y barato

A Gerardo y Felipe siempre les interesó el trabajo con combustibles alternativos que fueran baratos y ecológicos, pero para utilizar los que actualmente existen es necesario intervenir el diseño original de los motores, lo que resulta bastante costoso. El biodiesel, en cambio, "se puede usar en cualquier motor de ciclo diesel sin modificarle nada".

Lo que sí debieron modificar fue el aceite, pues para sacarlo del sartén y ponerlo en el estanque tuvieron que someterlo a un proceso de transesterificación. Se trata esencialmente de separar la glicerina -que es nociva para el motor- del ester de metilo, nombre químico del biodiesel. Probaron primero en un motor de ciclo diesel de cuatro tiempos para verificar su comportamiento y evaluar así la opción de generalizarlo.

"Estudio comparativo entre combustible diesel y biodiesel aplicado en un motor de combustión interna de ciclo diesel" se llama el resultado de este trabajo, que no sólo les permitió titularse como Técnicos en Mecánica Automotriz sino también hacer evidente la larga lista de cualidades del combustible alternativo en comparación con el diesel mineral.

Entre las ventajas que enumeran está la posibilidad de fabricarlo con cualquier tipo de grasa animal o aceite vegetal, sea o no apto para consumo humano. De hecho, el que no es comestible resulta más económico pues "el proceso para eliminar las toxinas lo hace más caro".

Pero incluso puede ser reciclado desde las cadenas de comida rápida que venden grandes cantidades de papas fritas, por ejemplo. En el fondo, explican, sirve "cualquier cosa con ácidos grasos, aunque unos necesitan más tratamiento que otros".

Adiós mineral

También puede ser producido íntegramente en el país, "lo que generaría nuevas fuentes de empleo". Y además de no ser tóxico, "tiene el doble de capacidad de lubricación que el petróleo diesel", lo que se traduce en menor desgaste del motor.

Tantas virtudes explican sus planes de iniciar una empresa en este rubro, instalando una planta de producción de biodiesel que cumpla con los estándares necesarios para comercializarlo a igual o menor precio que el combustible mineral. Aunque para concretarlos deban superar primero la barrera legal.

"En Chile se construyó una planta y cuando quisieron sacar los permisos la SEC (Superintendencia de Electricidad y Combustibles) dijo que no habían seguido las normas", comentan. Eso porque "las normas chilenas son para combustibles minerales, y esas plantas son carísimas y no se necesitan para esto".

Mayor información
Universidad Técnico Federíco Santa María


Dirección web: http://www.utfsm.cl

Casa Central Valparaíso:Avenida España 1680 Casilla 110-V Valparaíso · CHILE
Campus Santiago: Av. Santa María de Manquehue N° 6400 Vitacura Santiago · CHILE

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine